Fascitis plantar y la punción seca

La técnica de punción seca es un tratamiento relativamente reciente para tratar la fascitis plantar. El método se basa en tratamiento de los puntos gatillo (puntos de presión dolorosos en los músculos). Su desaparición consiste en tratar mediante la inserción de una aguja en éstos puntos, y moviendo suavemente la aguja alrededor hasta las contracciones musculares a nivel local. En el caso del espolón o la fascitis plantar, estos puntos de activación se encuentran especialmente en pies y músculos de las piernas.

A pesar de usar agujas, esta terapia de punción seca en el talón está más relacionada con la fisioterapia y los masajes de punto gatillo que con la acupuntura tradicional.

Diferencia entre acupuntura y punción seca:

  • Acupuntura: se colocan agujas en base a determinados principios y éstas no nos tocadas después de la colocación, dejándolas actuar en el lugar durante unos 15-30 minutos aproximadamente.
  • Punción seca: una vez introducida la aguja, a los pocos segundos proporciona una respuesta en el gatillo del músculo. Esta reacción puede ser algo doloroso, incluso los primeros tres días el músculo puede estar dolorido y rígido, por lo que se aconseja estiramientos suaves.

Si esta terapia da resultado, bastará con darse de 3 a 5 sesiones.

Es importante mencionar que la tasa de éxito de este tratamiento es bastante alta, por lo que merece la pena tenerla en cuenta.

Véase este video: