Pies sudorosos - Causas, síntomas, tratamiento

pies sudorososLos pies sudorosos, aparte de sudar mucho, pueden llegar a oler de manera nauseabunda. El mal olor es el mayor problema de los pies sudorosos y, en ocasiones, puede condicionar la interacción social. Aparte, los pies se encuentran empapados todo el día, por lo que sentimos los pies fríos e incómodos durante todo el día.

Esto, además, hace que la piel sea más propensa a otros problemas como el pie de atleta o infecciones por hongos en las uñas.

Causas de los pies sudorosos

El mal olor de los pies sudorosos es causado por las bacterias, que encuentran un entorno caliente y húmedo muy adecuado para multiplicarse, a diferencia de los pies normales, en los que las bacterias tienen problemas para reproducirse. Eliminar las bacterias que se generan en la piel elimina también el mal olor de los pies húmedos.

Hay diversas razones que causan los pies húmedos. Un calzado no transpirable es una de las causas principales, debido a que no permite que el aire del interior sea reemplazado por aire fresco de fuera. Otro motivo es el uso prolongado de los mismos zapatos y calcetines.

Otras enfermedades, como algunas afecciones de la tiroides, también pueden generar un exceso de sudoración.

Síntomas

El síntoma principal es el mal olor y, por supuesto, el mal olor asociado a éste.

Además, los pies pueden tener una sensación de calor e incluso quemazón y, debido a la humedad constante, estar pálidos y propensos a otros problemas de la piel.

Tratamientos

El olor de pies se puede tratar de diversas maneras:

  • El principal tratamiento es mantener la piel seca y limpia con agua tibia. Es muy importante secarlos bien y, después del secado, se pueden tratar con antifúngicos o antibacterianos.
  • Usar zapatos livianos. Las sandalias y chanclas son muy buenas para los pies sudorosos, sin embargo los zapatos de plástico no. De igual modo, hay que cambiarse los calcetines a diario o incluso varias veces al día. Trata de evitar utilizar calcetines de materiales sintéticos, utiliza sólo calcetines de algodón.
  • Baños de pies. Asegúrate de que la temperatura del agua no es demasiado alta (agua tibia) y que el baño no dura más que algunos minutos, de otro modo no serán efectivos. Además, puedes utilizar para el baño algún extracto que encontrarás fácilmente en mercados y tiendas.
  • Además, existen diversos remedios para tratar específicamente los pies sudorosos.
  • Otros remedios caseros pueden ser también muy efectivos, como por ejemplo el alcohol, el yodo o los ungüentos de zinc.