Fascitis plantar y el vendaje funcional

Los vendajes funcionales se hacen con un tipo de esparadrapo rígido llamado tape, que permite limitar el movimiento y proteger zonas dañadas. Puede ser un método muy efectivo para tratar fascitis plantares y espolones calcáneos (puedes ver heelspurs.com). El tape se utiliza también para prevenir lesiones cuando se prevén actividades que sometan a mucha presión la fascia plantar, como práctica de deporte o senderismo. El tape se aplica en la planta del pie de manera que se limite la extensión de la fascia. Con esto se previene la pronación al pisar y se alivia la tensión de la fascia.

El tape también puede tener algunos efectos secundarios, ya que podría causar dolor en el tobillo y en el tendón de Aquiles. A veces también puede causar alguna reacción alérgica a nivel cutáneo, aunque el uso de tape atlético puede minimizar mucho este riesgo.

El objetivo es que la fascia no pueda estirarse mucho para evitar la tensión que esto provoca y prevenir así mayores daños en la fascia y su inserción en el tobillo. Es muy recomendable que el tape sea aplicado por un profesional, por lo menos las primeras veces para evitar efectos no deseados; que la piel esté bien limpia y seca, y el tape sea bueno para que no dañe la piel.

La manera habitual de aplicar el tape es cubrir los metatarsos y el talón con dos tiras transversales y conectarlas con tiras longitudinales entrelazadas hasta que toda la planta del pie quede cubierta. De todas formas, como hemos comentado, es muy recomendable que lo aplique un profesional.

También puedes ver este video por cortesía de sportsinjuryclinic.net: