Ejercicios para la fascitis plantar

El entrenamiento de los músculos de los pies y la pierna, y en especial de las pantorrillas, puede ayudar a recuperar la fascitis plantar y el espolón calcáneo. Incluso los deportistas profesionales como ciclistas y corredores pueden tener descompensaciones en el tono muscular, así que es posible que aunque practiques ejercicio de manera regular sufras descompensaciones que pueden producir lesiones o dificultar la curación de éstas. Otra cosa importante a tener en cuenta es evitar todo lo posible hacerte daño en el talón cuando hagas deporte, escucha a tu cuerpo.

Un ejercicio muy recomendable para entrenar los pies es estirar una toalla en el suelo delante de ti e intentar recogerla con los dedos de los pies. Si te sale bien puedes incrementar la dificultad poniendo peso en la toalla. De igual manera, puedes intentar recoger del suelo pequeños objetos con los dedos de los pies. Ambos son ejercicios muy útiles y, lo mejor, sin riesgo alguno de dañarte el talón.

Para entrenar las pantorrillas puedes apoyarte sobre los dedos de los pies o los metatarsos –la base de los dedos- en un bordillo o escalón y levantarte. Puedes incrementar la dificultad haciéndolo apoyado en una sola pierna. Seguramente en el gimnasio puedes encontrar máquinas para hacer este ejercicio; en todo caso, evita sentir dolor en el talón con este ejercicio.

Aparte de estos ejercicios, fortalecer los músculos de la parte alta de la pierna también puede ser muy útil. Hay muchos ejercicios que se pueden hacer sin neceisidad de gimnasio ni máquinas, aunque fatigan más que los que hemos comentdo previamente. Un ejemplo son las sentadillas, que puedes poniéndote en cuclillas, si puede ser apoyándo la espalda apoyada contra una pared.

Si tienes cualquier duda es muy recomendable consultar un fisioterapeuta antes de hacer ejercicios. Ten en cuenta que en muchos gimnasios hay fisioterapeutas en plantilla.

Aquí tienes un video por cortesía de sportsinjuryclinic.net: